Mal momento de Becerra en Bolivia, la asistieron con oxígeno: "Me hizo m... la altura"

Nacionales 11 de septiembre de 2023
La artista argentina realizó una presentación en un festival de música en Cochabamba y los más de 2500 metros de altura de la ciudad le jugaron una mala pasada, aunque se lo tomó con humor.
BECE 2

María Becerra es una de las cantantes más exitosas de la Argentina. Y también de otros puntos de latinoamérica. Una prueba de ellos es el recital que dio el pasado viernes ante miles de personas en Cochabamba, Bolivia.

Pero en este concierto, en el que la intérprete entregó su habitual despliegue físico, la altitud de la ciudad le jugó una mala pasada y al final del show la artista debió ser asistida con oxígeno.

“Me hizo m... la altura de Bolivia”, escribió ‘la nena de Argentina’ en sus redes sociales, junto a una foto en la que aparece con una ‘bigotera’ de oxígeno.

La cantante de “Corazón vacío” fue la figura principal de la primera jornada del festival Hapiness Mussic Park, en la mencionada ciudad de Cochabamba, promocionado en las redes sociales como “el más grande de la primavera en Bolivia”. Allí, la artista argentina hizo delirar y emocionar a todo su público con sus canciones más populares y sus intensas coreografías.

Pero claro, todo este trajín sobre el escenario en una localidad que se encuentra a más de 2500 metros sobre el nivel del mar le pasó una pequeña factura a Becerra, que terminó asistida con oxígeno, aunque sin abandonar nunca la felicidad por cómo salió su presentación.

be

 
Los fanáticos de la cantante se enteraron de esto por un posteo de la propia artista en sus redes, en la que se la ve en un primer plano con una cánula nasal o bigotera de oxígeno conectada a su nariz.

En X, la artista compartió esa imagen suya y añadió a la publicación: “Lo dimos todo ayer, pero terminé con taquicardia y oxigenando en 80″. Más adelante, la intérprete añadió varios “jajaja” como para reírse un poco de su situación, peor añadió: “LPM, me hizo m... la altura de Bolivia”.

El posteo de Becerra recibió más de 45.000 me gusta y cientos de mensajes de sus fanáticos que le enviaban fuerzas, la felicitaban por la energía que pone en sus recitales y, también, resaltaban la belleza y actitud de la artista aún en un mal momento. “Hasta con oxígeno es una reina”, fue solo uno de los tantos mensajes en ese sentido.

En su cuenta de Instagram, la artista nacida en Quilmes hace 23 años escribió también sobre su situación particular de salud tras el recital, aunque siempre poniendo por delante lo bien que lo pasó en el país del norte. “Gracias por tanto amor, Bolivia. Desde que llegamos nos hemos sentido en casa. Qué país tan hermoso. El show de ayer estuvo increíble”, escribió la cantante de “Animal” en una de sus historias.

Aunque en su siguiente posteo, la intérprete añadió: “Así terminamos también”, junto con un emoji de una cara llorando de risa. Y la foto que llegó después fue la misma que posteó en X, la de la bigotera de oxígeno.

Justamente, a partir de los 2000 metros de altura el cuerpo que no está habituado a vivir en esa altitud puede sufrir lo que se conoce como ‘mal de altura’, que es un conjunto de reacciones que tiene el organismo por la falta de oxígeno en la sangre, que se conoce como hipoxia. Esto puede producir, entre otras cosas, dolores de cabeza, mareos y náuseas.

Para tranquilidad de sus seguidores, en las siguientes historias de su posteo, María Becerra aparece en diversas fotos en las que se muestra como turista en la bella ciudad del centro de Bolivia. Quizás la más significativa de ellas es la que se la ve a ella junto a su novio, el trapero J Rei, sonriendo a los pies del Cristo de la Concordia, uno de los mayores atractivos de Cochabamba. “Conocimos al Cristo”, escribió Becerra en su posteo, junto con un corazón, mientras posa sonriente y abrazada a su pareja.

En febrero de este año, la Nena de Argentina había sufrido también las consecuencias del ambiente sobre su cuerpo. Fue cuando cantó en Formosa, en la Fiesta Nacional de la Corvina, y, a causa del calor, le bajó la presión y también debió ser asistida. “Casi palmo”, escribió la artista, siempre entre risas y añadió: “La doc me dijo que el calor formoseño me destruyó”.

LN

Te puede interesar